Fragmentos: Sputnik, Mi Amor

mayo 19, 2011 .

Por mas huesos que reúnas, por magnifica que sea la puerta que construyas, solo con eso no tendrás una novela viva. Una historia, en algún sentido, no es algo de este mundo. Una verdadera historia requiere un bautismo mágico que conecte este mundo con el otro.

Y este amor me conducirá a algún sitio. No puedo impedir que esta fuerte corriente me arrastre. Ya no tengo elección. Tal vez me lleve a un mundo especial que jamas he conocido. A algún lugar lleno de peligros, quizá. Donde se esconda algo que me inflija una herida profunda mortal. Tal vez pierda todo lo que poseo. Pero ya no puedo volver atrás. Solo puedo abandonarme a la corriente que discurre ante mis ojos. Aunque me consume entre las llamas, aunque desaparezca para siempre.

Quizá pueda hablarse incluso de talento. Los hay muy hábiles, los hay muy torpes, pero al mismo tiempo los hay muy prudentes y los hay que apenas lo son.

¿Qué sabemos en realidad de nosotros mismos?.

Me apasionaba leer, pero carecía del talento necesario para ser escritor. Mis gustos, por otra parte, eran demasiado escorados para ser editor o critico. La literatura, para mi, era un simple pasatiempo y debía mantenerla apartada de mis estudios y de mi trabajo.

Juzgar errores ajenos es fácil y te hace sentir bien.

Habíamos sido magnificas compañeras de viaje, pero en definitiva, no eramos mas que dos solitarios pedazos de metal trazando su propia órbita cada una. Desde lejos parecían bellos como estrellas fugaces. En realidad eramos prisioneras sin destino encerradas cada una en su propia capsula. Cuando las órbitas de los dos satélites se cruzan casualmente, nos encontrábamos. Quizá simpatizábamos. Pero solo duraba un instante. Momentos después volvíamos a estar inmersas en la soledad mas absoluta. Y algún día arderíamos y quedaríamos reducidas a nada.

Lo que se debe hacer es soñar. Soñar y soñar. Entrar en el mundo de los sueños y no salir de el.

¿Qué necesidad creen que hay en demostrar tanta sangre?
- Es que cuando te disparan sangras.

Todas las cosas deben ser contadas cuando llega el momento. Si no, uno sigue eternamente encadenado a su secreto.

Lo correcto, ¿Qué diablos significa eso? A decir verdad, no se muy bien que es lo correcto. Lo que no es correcto si lo se, pero lo correcto ¿Qué es?.

Ya vez, continuamos viviendo, cada uno a su manera, incluso ahora, pensé. Por profunda y fatal que sea la perdida, por importante que sea lo que nos han arrancada de las manos, aunque nos hayamos convertido en alguien completamente distinto y solo conservemos, de lo que antes eramos, una fina capa de piel, a pesar de todo, podemos continuar viviendo, así, en silencio. Podemos alargar la mano e ir tirando del hilo de los días que nos hemos destinado, ir dejándolos luego atrás. En forma de trabajo rutinario, el trabajo de todos los días haciendo una buena actuación. Al pensarlo, me sentí terriblemente vació.


Sputnik, Mi Amor
Haruki Murakami.
ir arriba