Fragmentos: La Huella de un Beso

mayo 28, 2011 .

Katrin salio del cafe convertida en una militante feminista radical; por suerte no llevaba una motosierra en la mano.

Kurt volvía a ser el mismo de siempre. Por la mañana temprano durmió muy profundamente. A media mañana durmió bastante profundamente. A mediodía disfruto de un sueño profundo. A media tarde durmió bastante profundamente. Al anochecer durmió muy profundamente. Y entretanto, Max lo arrastro dos veces a la calle y una, con el hocico por delante, hasta el recipiente de la comida. Probablemente, logro introducir esas actividades en el sueño sin llegar a despertarse.

En ese momento todos sus sentidos se unieron para dibujarle una imagen completa; y fue demasiado rápido para un grito histérico y demasiado lento para un infarto de miocardio.


La Huella de un Beso
Daniel Glattauer
ir arriba